jueves, 2 de septiembre de 2021

Mu o Mi (táchese lo que no proceda)

 Seguimos con el alfabeto griego. Delta ya es conocida. Y cuando la Lambda todavía no había subido al palmarés, ya aparece la Mu (en francés y en castellano, aunque yo la llamaría Mi), todavía peor que la Lambda que ya fue peor que la Delta.

Mientras, seguiremos discutiendo sobre el virus "chino", es decir, sobre si se originó desde un pangolín o por una fuga de un laboratorio en Wuhan. ¿A quién le importa eso a estas horas? Pues a los enzarzados en ver quién manda aquí, a saber, los Estados Unidos y la China. El contraataque chino consiste en decir, con la misma base que los USA dicen lo del laboratorio de Wuhan (la OMS dixit), que el coronavirus se originó en los Estados Unidos y dan el nombre, que ya he citado aquí un par de veces, del laboratorio estadounidense de donde se habría escapado. Todo eso sin olvidar que, para algunos, todo forma parte de una conjura de "los de arriba más arriba" que, a diferencia de los proletarios del Manifiesto Comunista, no tienen patria. Las cosmocracia como la llaman algunos.

Tres juegos, tres. El conflicto por la hegemonía, la crisis climática y la pandemia con todas las intersecciones que se quiera poner para evitar un problemilla de fondo: la desigualdad entre países y dentro de los países. Pero podemos entretenernos viendo la hegemonía- crisis climática (qué hacen las superpotencias frente a la crisis y que es muy poco, más allá de la retórica), la hegemonía-pandemia (el culpable es el otro) y la crisis climática-pandemia (estén atentos a sus pantallas).

(Añadido por la noche: dicen que los efectos de la crisis climática, en los Estados Unidos, serán más negativos para los negros. La desigualdad cuenta)

No hay comentarios:

Publicar un comentario