viernes, 3 de septiembre de 2021

Creen, sospechan, acusan

 No todo el mundo recibe de la misma forma las decisiones de su gobierno sobre cierres, toques de queda y demás restricciones relacionadas con la pandemia. En el caso de Europa y por países, se sabe cuántos creen que dichas decisiones son correctas, cuántos sospechan sobre las mismas ("hay gato encerrado", hay intenciones ocultas) y cuántos acusan directamente a sus gobiernos de intentar manipularles con tales decisiones. Este es el resultado:

Los cuatro primeros están claros, con Suecia y Dinamarca con su bajo nivel de "acusadores". Pero los cuatro últimos son también curiosos por el porcentaje de encuestados que sospechan de su gobierno. Cierto que Polonia tiene una reacción extrema que se une a las diversos problemas internos y de relaciones internacionales (con la Unión Europea y, sí, con los Estados Unidos). Recurrir a la opinión pública como argumento a favor de la propia opinión es poco aconsejable si se quiere conocer la realidad o, mejor, reducir la propia ignorancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario