viernes, 3 de abril de 2020

¿Decadencia USA?

Por aquello de que "no hay mal que cien años dure", que es una forma poco académica de constatar que la hegemonía mundial no es eterna, diversos autores han discutido si y cuándo se podría producir la decadencia de los Estados Unidos como potencia hegemónica en el sistema mundial. En este excelente artículo en Foreign Affairs se describen las debilidades de los que su autor llama "declinistas" (no confundir con los "negacionistas" de la catástrofe). Lo que viene a decir es que la decadencia de los Estados Unidos se ha anunciado, como la muerte de Mark Twain, de manera exagerada. No hay para tanto y el autor enumera las razones desde la productividad estadounidense al papel del dólar en el sistema financiero mundial (aunque...) pasando por la situación de sus clases medias (aunque no tengo muy claro qué entiende por tales, y menos con estos datos). Tampoco es que la alternativa sea evidente: la China no lo es, Rusia ya no lo es y la Unión Europea ni se la cita, aunque  discuten y dudan. No declina, ni siquiera por las peculiaridades de su actual presidente, porque tampoco hay quien pueda sustituirle. 
Y entonces llegó el coronavirus que añade incertidumbres, pero también argumentos en contra de los "declinistas". Aunque el problema se sigue viendo como si fuera un problema local (se critica a los que critican la falta de equipamientos sanitarios en el propio país sin ver que eso está sucediendo igualmente en el país de al lado y en el otro) y se alzan voces de esperanza con la estabilización del problema a esa escala local, el caso es que el problema es mundial y, desde esa perspectiva, todavía no ha comenzado. Será un cambio radical cuando el contagio en África (con equipamientos sanitarios deficientes, malas condiciones de habitabilidad, dificultad en el acceso al agua y, para completarlo en algunas de sus zonas, plaga de langostas) se haga masivo. Población, mercados, materias primas, enfrentamientos harán un complicado conjunto para la inversión y el comercio de las superpotencias como la China. Pero no se quedará en eso si América Latina (el "patio trasero" de los Estados Unidos) le sigue el paso y una situación como la de Guayaquil, Ecuador, se generaliza.
Viendo la serie de potencias hegemónicas que en el mundo han sido y viendo cómo las que tienen posibles intentan aprovecharse de la actual pandemia, se puede aceptar la hipótesis de la decadencia. Pero nada está escrito. 
(Nota
"El Grupo Banco Mundial está adoptando medidas amplias y rápidas para reducir la propagación de la COVID-19 y ya ha puesto en marcha operaciones de respuesta sanitaria en más de 65 países".
(Añadido el 8: Aquí se razona sobre el auge de la China frente a una dividida Unión Europea y unos debilitados Estados Unidos. Rusia no entra)

No hay comentarios:

Publicar un comentario