martes, 11 de junio de 2019

No hay nada perfecto

En plena euforia por las nuevas tecnologías (AI, 5G) que sus vendedores se encargan de ensalzar y cuyo entusiasmo llama a sospecha, véase la otra cara del asunto según un estudio citado aquí y que reproduzco del original.
Primero, el consumo de energía por parte de la Programación Neuro-Lingüística comparado con otros consumidores:
Y, después, el origen de la energía consumida por tres grandes países y tres grandes empresas (algo mayores, en algún caso, que alguno de esos países)
Como se trata de ciencia y no de religión, todo ello es discutible. Datos problemáticos, tratamiento defectuoso, ajustes más que discutibles. Pero no por eso son desechables. Por lo menos, se pueden poner junto a (o, si se prefiere, debajo de) las alegrías con que se presentan estas innovaciones. Ni apocalípticos, ni integrados, aconsejaría Umberto Eco. Pero, sí, no hay nada perfecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario