viernes, 7 de junio de 2019

Empresas dañinas

Cierto que son necesarias para mantener el funcionamiento del mercado. Como lo son los consumidores. Pero unas y otros pueden tener sus defectos, lo cual reduce su realeza, no su realidad. No son el rey. Y si lo son, peor me lo pones, porque pueden ser autócratas. Dos casos en los que (algunas) empresas han tomado decisiones al margen del mercado y en contra de los consumidores y han puesto sus medios para lograr sus fines, el beneficio al fin y al cabo y, en estos casos, sin preocuparse del consumidor: el medioambiente en lo que tiene que ver con el clima y en lo que tiene que ver con los pesticidas. Que ¿cómo?Pues como siempre: grupos de presión (lobby) y corrupción de políticos.
No hace falta estar en la extrema izquierda para ver estos casos documentados, pero no por ello generalizables. Hasta dónde se extienden esas prácticas, eso ya no lo sé. Pero haberlas, haylas. Como las meigas.
(Añadido el 8: ya me referí a la cuestión del tabaco -sobre todo en una cita añadida-. Ahora leo sobre las promotoras del tabaquismo. Y, sobre la mitología del mercado, nada mejor que darse un paseo sobre el uso de los aranceles por parte de gobiernos "liberales")

No hay comentarios:

Publicar un comentario