miércoles, 8 de mayo de 2019

Reducir la pobreza

Hay un sistema muy sencillo que ya usó Margaret Thatcher y ahora podría usar el gobierno Trump. Reducir la pobreza, además de lo bien que queda ante el público en general, permite reducir también los gastos sociales asociados con la declaración de pobre que puede recibir un ciudadano. La forma más sencilla para reducir esos gastos sociales consiste en cambiar la definición de qué es pobreza y cómo se calcula. Definiciones y su correspondiente método de cálculo hay varias. Algunas de ellas es difícil relacionarlas con una situación estable e involuntaria de insatisfacción severa de necesidades básicas. Por ejemplo, en la vieja cuenta europea se calculaba viendo cuántas personas caían por debajo de 30, 40, 50 ó 60 (you choose) de la renta media del país. Así que se podía elegir cómodamente el número de pobres. O poner la renta mediana. O decidir que el punto de referencia era el doble de la media. Lo que ahora hace la Unión Europea se ha sofisticado y habla de AROPE (en riesgo de pobreza y exclusión). También ahí es fácil reducir el número de pobres y su identificación concreta (asunto este último que suele interesar poco, por lo que veo): se cambia la definición y a correr. Lo curioso es que, en general, las definiciones usadas de qué es pobreza y cómo se calcula su incidencia en una sociedad no suelen implicar qué podría hacerse para hacer que tales datos no se produjeran ya que se mantenía un cierto desinterés sobre los factores de empobrecimiento, que es lo que daría pistas sobre el qué hacer para reducirla. Como eso es muy complicado, se cambia la definición y a correr. En España, ni eso: simplemente, no se habla del asunto y eso que ahora resultaría más fácil reconocer que ahí hay un problema real (que es posible que haya disminuido respecto a lo que fue el siglo XVII, pero que no quiere decirse que ya no exista). En 1989, como bien supe, casi era delito, para el entonces gobierno, decir que había pobres en España... calculados de una determinada manera, así que usaron sus propias medidas para encontrar que había menos de lo que otros decían. Cambiaron la definición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario