viernes, 3 de mayo de 2019

Libertad para qué

Eso le habría contestado Lenin al español Fernando de los Ríos cuando este le hizo una referencia al régimen de libertades (o no-libertades, más bien) que observaba en la URSS de entonces.
La pregunta cambia de sentido ahora cuando se lee el estudio de Gallup. Se ha preguntado si el encuestado ve que la prensa de su país tiene libertad. La mediana mundial se mantiene en torno al 60 por ciento que dicen que sí, que la prensa de su país tiene libertad. Los que dicen que no, se mantiene en el 28 por ciento.
Hay, como era de esperar, diferencias de país a país. Los que obtienen menores porcentajes de encuestados que dicen que sus medios tienen libertad incluyen algunos casos que no llaman a sorpresa.
Pero, como se ve, los hay de todo tipo, desde Turquía y Singapur al Yemen invadido o la Ucrania en conflicto, pasando por Venezuela.
El polo opuesto, el de los que dicen con porcentajes más altos, que en su país sí que hay libertad de prensa, es bastante más homogéneo. Además de los "sospechosos habituales", aparece Taiwán para "estropear" la tabla.
Siempre queda la duda de si las percepciones de los encuestados son correctas o son fruto, precisamente, o de una no-libertad explícita para recibir información adecuada o de una suave manipulación para que se piense tal cosa. Porque, volviendo a Lenín, aunque en un sentido diferente, la pregunta es la que da título a este post. Por ejemplo, libertad ¿para que los medios reflejen obedientemente los puntos de vista de los "poderes fácticos" -anunciantes, accionistas y, en menor medida, lectores habituales-? Obviamente, si los medios reflejan lo que yo "creo" (en mi fe -creer en lo que no se ve- ideológica) que son las cosas, aunque las cosas no sean así, yo les creeré y les daré un alto aprecio por la libertad que tienen de reflejar la "verdad", es decir, lo que yo considero que es la versión correcta de las cosas. Groupthink también entre ellos.
Claro que existe la realidad. Pero también existe el color con que se mira. Y si el color del cristal de los medios coincide con el mío...

No hay comentarios:

Publicar un comentario