miércoles, 15 de mayo de 2019

Cuestión de edad

Doctores tiene la iglesia, los gerontólogos en este caso, que seguro tienen su fundada opinión al respecto. La mía es una banalidad: todas las categorías que construimos sobre los seres humanos son heterogéneas. Por lo menos, sus supuestas características comunes tienen excepciones y, a veces, muy notables.  Tirando de medios de información, destaca el candidato a la alcaldía de Barcelona por parte de Esquerra Republicana de Catalunya y sus 76 años. Su vejez es un argumento en boca de alguna de sus adversarias. Y algo parecido con un pre-candidato (todavía no hay primarias) a la presidencia de los Estados Unidos: 78 años. Se dice que hasta partidos españoles oficialmente de izquierda han tenido en cuenta sus propuestas.
En términos personales, dos grandes amigos me han dado lecciones sobre el envejecer bien. Uno, ya fallecido (porque de eso no se salva nadie), a sus 96 años me preguntaba por skype, desde su Inglaterra, qué libro estaba leyendo yo y me mostraba el que él estaba leyendo. Seguía escribiendo recensiones en revistas profesionales de reconocido prestigio. El otro, noruego de 87 cumplidos, me llama por teléfono de vez en cuando (o intercambiamos correos electrónicos) comentando la actualidad e informándome de los temas que está tratando de cara a su publicación. Nada banales, debo decir.
Estos casos, bien conocidos, llevan a memes como el que dice que los viejos no nos acordamos de las cosas porque tenemos un exceso de información en el cerebro. No sé yo si no recordar a principios de mayo que tu hijo querido se ha casado en abril es un caso de "overload" de información. Es otra cosa.
Porque la "oxidación" se produce. Y hay patologías en paralelo con el deterioro que traen los años. Afecta más a unos que a otros (pienso en el final de mi madre y de mi suegra, totalmente ajenas al mundo, ensimismadas). Pero no es un argumento si se generaliza. Porque esa generalización es un prejuicio y basta aportar, como hago, egregias excepciones para saber que los efectos de la "oxidación" son reales, pero no generales. Una vez más y para evitarlo: análisis concretos de situaciones concretas. Cierto que una golondrina no hace verano. De su presencia hay que sacar otras conclusiones, no las facilonas. Y sin caer en el optimismo ingenuo de la eterna juventud o la vida eterna.
(Añadido el 18: la actual alcaldesa de Madrid y que opta a la reelección tiene 75 años y ha sido tildada de "senil" en boca de una diputada por Barcelona en un partido allí minoritario)

No hay comentarios:

Publicar un comentario