miércoles, 13 de marzo de 2019

Casa de locos

"House of fools" es uno de los titulares que The Guardian recoge de otros medios británicos reproduciendo sus portadas. Es un espectáculo. El periódico añade un par de artículos interesantes: uno, reconociendo que no se puede echar la culpa de esa incertidumbre y caos a la Unión Europea (Bruselas, para entendernos) y otro, desde esa Bruselas, preguntándose por las razones del Reino Unido (es decir, de su clase política) para retrasar el Brexit, esperando que haya razones creíbles.
El parlamento británico ya es, en sí, un espectáculo si se lo compara con la mayoría de parlamentos. Resulta curioso verlos sentados uno junto a otro, sin asiento individual, ni pantalla de ordenador ni micrófono y sin un instrumento electrónico para votar que después quede reflejado en una pantalla. El "speaker" nada tiene que ver con los presidentes al uso en otros parlamentos. Ni la utilización de gritos y susurros por parte sus señorías. Pero el espectáculo que están dando ahora en Londres (hoy repiten y supongo que mañana también) sí tiene paralelos en otras partes del mundo: promesas imposibles, anuncios de paraísos al alcance de la mano, intereses del partido (e incluso personales) por encima de lo que su retórica llama "el bien común", "la nación" o "el pueblo", mentiras variadas, insultos poco presentables entre gente bien educada, sentimientos por encima de racionalidad, aplausos -vengan o no vengan a cuento- solo de la propia bancada, actuaciones cara a la galería, exageraciones y cosas así. En general, mala calidad de una clase política que podría ser sustituida por otra clase política de la misma calidad.
El catastrófico Brexit-duro (secesión unilateral, independencia sin negociación) todavía es posible (para unos y para otros). No sé si sucede lo mismo con el Catalexit, pero sí parece que el Brexit-duro tendría efectos catastróficos para el Reino Unido y para la Unión Europea de la que quiere separarse ejercitando su "derecho a la autodeterminación" aunque no lo llamen así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario