viernes, 25 de enero de 2019

Venezuela no es Grenada

En 1983, el presidente Reagan, uno más de lo de "America standing tall again" (lo de "again" es sintomático, como el MAGA de Trump) decidió invadir la pequeña isla de Grenada alegando el peligro que corrían algunos estadounidenses en la isla. Un paseo que parecía tener una motivación política implícita: hacer olvidar a los estadounidense asuntos espinosos que entonces podían preocupar al electorado o, por lo menos, a los medios poco afines. Creo que hay una película con una trama parecida: una invasión ficticia para distraer la atención del público, cosa que todo prestidigitador conoce como lo básico de su profesión: dirigir la atención a un asunto para que la atención se aleje de otro.
Lo de Venezuela ahora tiene muchos elementos muy diferentes de los de Grenada: tamaño, recursos petrolíferos, ejército, apoyos internacionales en una dirección u otra como conté ayer, movilización de una parte de la ciudadanía (a la que el gobierno llama "el pueblo", como en Cataluña llaman "la nación" o "Catalunya" a esa mitad de la población que es secesionista o en el Reino Unido algunos llaman "el pueblo" al 58 por ciento que votó  por el Brexit).
No me extraña que una posible intervención militar liderada por los Estados Unidos en Venezuela se juzgue que sería "catastrófica. Pero no es de descartar que, en una originalidad de las suyas más, el Presidente quisiera distraer la atención local que ahora se centra en el "cierre", la mayoría demócrata en el Congreso y lo que se va sabiendo sobre las relaciones del trumpismo (familia incluída) con Rusia. Visto que Rusia está por Maduro (gobierno legítimo según ellos: ganó unas elecciones) y Trump y los suyos por Guaidó (gobierno legítimo según ellos: aplican el artículo 233 de la Constitución venezolana) la cosa no sería, efectivamente, un paseo triunfal como lo fue Grenada. Todavía peor si se piensa que tal vez ambos son ilegítimos: uno, por provenir de unas elecciones fraudulentas a las que la oposición, dividida como suelen, no se presentó, y, el otro, por ser resultado de una autoproclamación en una Asamblea que ya no está en funciones (El 233 dice que si hay vacío de poder en la Presidencia, ésta la asume el portavoz de la Asamblea). Interesante este análisis a la prensa estadounidense, alineada con Trump incluso por parte de la "resistente".
(Una nota personal: supe en su día de la invasión de Grenada y comencé mi clase haciendo una alusión al asunto como tema de actualidad. El nivel de información de algunos alumnos de entonces -antes de tuits, facebook, wasap y selfis en instagram- hizo que muchos creyeran que estaba hablando de la andaluza Granada, bien alejada de la caribeña. Hubo que explicarlo. No eran mejores ni peores: eran jóvenes, serios profesionales hoy, por lo menos los que conozco)
(Añadido el 31: Venezuela en el contexto del índice de democracia y del índice de percepciones de la corrupción)

No hay comentarios:

Publicar un comentario