sábado, 5 de enero de 2019

¿Imperio? Haberlo haylo

El recurso a la palabra "imperio" para cubrir las vergüenzas de una mala gestión local es un recurso pobre. Los gobernantes que eso hacen lo tienen fácil: todo lo malo que sucede en su país se debe al "imperio". Y punto.
Por eso me resulta interesante este artículo y su bibliografía porque están escritos desde los Estados Unidos. Cierto que sería de desear una buena definición de la dichosa palabrita ya que, según se defina, Inglaterra habría sido o no habría sido cabeza de un imperio, que se dejaría para las Españas o, por supuesto, para los Estados Unidos. En su lugar, preferiría "hegemonía", ya que, además de cuestión de gustos, evita el juicio de valor implícito y el recurso a paralelismos con más o menos razón con la Roma imperial, cuando el sistema todavía no era mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario