viernes, 5 de octubre de 2018

Cuidado con las revistas científicas

Le Monde cuenta hoy una nueva edición de la proeza de Sokal hace 20 años: conseguir que una revista "seria" aceptase un artículo totalmente absurdo, con revisores totalmente serios y defensa a ultranza de la ciencia y la seriedad académica. Vale la pena leer el artículo que cito porque cuenta diversas hazañas de burlones que han conseguido ese triunfo frente a las pretensiones científicas y las modas (porque modas son) académicas. Sokal ya explicó cómo conseguirlo y, a lo que se cuenta en el artículo, sus pasos han sido seguidos con seriedad y rigor (jeje). Se disfruta, en particular, el modo con que los revisores (referee) comentan elogiosamente el engaño (sin saber, obviamente, que se trata de un engaño). Como para fiarse.
Newsweek también puede leerse al respecto. Proporciona los títulos de algunos de los trabajos presentados por este equipo, cuántos fueron aceptados, cuántos todavía estaban en revisión (peer-review) y cómo algunos de sus temas encajan con modas académicas actuales. En su titular ya se habla del poco respeto a la verdad que campa por sus respetos en la academia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario