jueves, 6 de septiembre de 2018

Repetimos

Un sombrío panorama suponiendo que, aunque la Historia no se repita, los humanos sí que pueden repetirla y, de hecho, la están repitiendo a escala desde lo local a lo mundial: aumento del autoritarismo, neo-nazis manifestándose desde los Estados Unidos a Alemania, inmigrantes calificados como alimañas y políticas de austeridad aplicadas a partir de la crisis de 2008 forman un conjunto poco halagüeño.
Algunas desaceleraciones económicas tienen, a lo que se ve, raíces locales que los partidos (locales por definición) aprovechan en su lucha por el poder local. Pero la epidemia es mundial y tiene que ver con lo más evidentemente globalizado: el sector financiero, sus debilidades y vulnerabilidades, sus deudas y sus malas gestiones. Como hace diez años. Y las guerras comerciales.
No es la primera vez que encuentro estas miradas atrás como forma de avisar de lo que puede venir. Son problemáticas porque, como parece claro, la Historia no se repite (ni en tragedia ni en comedia). Pero los humanos reaccionan de forma parecida ante estímulos parecidos y, en todo caso, mirar atrás permite ver qué errores se cometieron entonces y ver si ahora se están cometiendo, como algunos ven como evidente, con el mismo entusiasmo. Parece que sí. De todas maneras, ya se sabe: el futuro nunca llega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario