domingo, 2 de septiembre de 2018

Refugiados palestinos

Hay  cosas que me impresionan en la retirada de fondos para la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos (UNRWA) por parte del gobierno USA. La primera, es el número de tales refugiados palestinos: cinco millones, una cifra a comparar con otros refugiados que hay en este momento (sirios, por ejemplo: cuatro millones de sirios han huido del país) o sencillamente emigrados (venezolanos, por ejemplo, con cifras en discusión interesada). Solo en Siria unos 430.000 palestinos necesitan de la ayuda continua de la UNRWA para sobrevivir (alimentos sobre todo).
La segunda es la prontitud con que otros países están dispuestos a compensar esa reducción mediante los propios aumentos sin dar pasos visibles para solucionar la causa de la reducción y, mucho más importante, la causa de tales necesidades que ahora no serían cubiertas por la ayuda.
La tercera, cómo se pasa de puntillas sobre los casi dos millones de palestinos bloqueados en Gaza y que también necesitan de la ayuda externa para sobrevivir. No son refugiados, son bloqueados.
No reduzco en nada la tragedia humanitaria, sobre todo si uno es capaz de pensar en rostros concretos y no solo en cifras (de ayudas y de afectados).  Pero creo que tampoco hay que reducir la causa de tales catástrofes humanitarias. Han sido decisiones concretas de personas concretas en sillones concretos. Y entre tales personas, tal vez en grado mínimo, pero real, están los palestinos corruptos desde sus gobiernos y como intermediarios y sus peleas mutuas (Al-Fatah - Hamas) por parcelas de poder. Y, por supuesto, el gobierno de Israel, cada vez más al borde de practicar el genocidio. No es antisemitismo: palestinos-árabes e israelíes-hebreos son semitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario