viernes, 3 de agosto de 2018

Lecturas de julio

A estas alturas, ya me voy haciendo una idea de qué título hay que poner a un post para que tenga más visitantes. Por ejemplo, el que puse hace un par de días sobre los inmigrantes. Pero como ese no es mi objetivo en la vida, este va solo para mi diversión. Son las reacciones que ha suscitado una lectura del penúltimo número de The Economist. Digo, antes de seguir, que no comparto el dicho de Nietzsche "cuando se conoce al lector se pierden las ganas de escribir". El hecho es que conozco a algunos de mis lectores frecuentes (viejos amigos, antiguos estudiantes de mis cursos, fidelizados vaya usted a saber cómo y por qué) y me asombra la fidelidad de algunos que no conozco y entran desde sitios en los que nunca estuve. No son muchos. Los blogs no son tuits ni facebooks. Y, como pueden ser largos, no ayudan a esta reducción generalizada de ganas de leer. Así que, va por vosotros/ustedes.
Hablo del The Economist del 22-27 de julo. El siguiente, con un amplio reportaje sobre España, ya lo tengo en la tablet aunque no en papel, cortesía del impredecible servicio de correos que ha conseguido poner en mi buzón, en un solo día, hasta cuatro The Economist de otras tantas semanas. Así que es ese anterior el que he leído en papel "mirando al mar" aunque sin soñar "que estabas junto a mí", según la vieja canción. Pongo página, en su caso texto y, en todo caso, comentario.

Página 9. A propósito del inicio de las vacaciones parlamentarias en el Reino Unido (y no solo allí) dejando sin resolver asuntos importantes (el Brexit sin ir más lejos), la revista habla de esos parlamentarios esperando que "swimming, sangria and siestas" les ablande la mollera. La frase recoge todos los estereotipos del turismo en la costa española incluyendo sus islas. En mi traducción, Sun, Spirits, Sex and Siesta (y, algunos, balconing). Ya pueden los expertos en turismo ordeñar a la gallina de los huevos de oro: no se puede ordeñar a una gallina. Y si, encima, hay problemas con los taxis y ya no dejan tirarse de los balcones hacia las piscinas, por lo menos el turismo británico deja de ser la respuesta a las ansias vendedoras del sector turístico mediterráneo-atlántico.

P. 19. Un interesante gráfico sobre los cambios producidos en la opinión pública europea acerca de los inmigrantes. Sin entrar en el nivel mayor o menor del rechazo a tales categorías,  hay países en los que, del 2014 al 2018, las opiniones son ahora menos negativas: Gran Bretaña, Irlanda, España e Italia (quién lo diría) seguidas por Alemania, todas ellas por encima de la media de la Unión Europea con Francia y Holanda todavía en la misma dirección. En los restantes países de la Unión, la tendencia es la contraria: aumentan las actitudes negativas hacia los inmigrantes. De más a menos, Rumanía (aumentó 20 puntos como si no produjera emigrantes), Polonia, Hungría, Suecia, Eslovaquia, Dinamarca, Finlandia, Chequia, Austria y ya casi en la media europea Grecia. Confieso que no le veo sentido.

P. 20. Un suelto sobre la "molestia del fantasma de Franco", el mausoleo del Valle de los Caídos. Solo una cita, recordando que no se trata de una revista de extrema izquierda y que todos sus artículos vienen sin firma, es decir, se publican como los editoriales de los demás medios escritos: "In a vibrant democracy, the site has become an aberration" porque no se trata de un "memorial de guerra sino de un monumento a la victoria". Debería ser lo primero, pero no lo segundo, que es lo que es ahora. Mejor buscar símbolos que unan.

P.24 Impresionante reportaje sobre la derecha radical en Gran Bretaña (Britain) representada por UKIP, el partido que tan importante papel jugó en el referéndum para el Brexit. Comienza con frases pronunciadas por su actual líder. "Rape-gang members are predominantly followers of the cult of Mohammed" (obvio que no se refiere a La Manada en Pamplona), "The founder of their cult was himself a paedophile and kept sex slaves", "They must be swept away". Xenofobia llevada a sus extremos con su dosis de exageración y falsedad. Y no están solos. No extrañe que se agreda por la calle a alguien (mejor mujer) que pueda entenderse que es musulmana (desconozco los rasgos externos de los musulmanes que los distinguen de las demás religiones solo con verlos). Violencia xenófoba en alza.

P. 45-46 Trata sobre la prematura sexualización de los niños desde el Japón a Inglaterra, pero no solo. Sexualizados en los anuncios, programas y revistas. Y sexualizados por su temprano acceso, gracias a internet, a material "sexualizante". Algunos países (Francia, Bolivia, Cuba) han prohibido las competiciones de belleza infantil. Y la reacción contra esta tendencia general se concentra sobre todo en las niñas, con pocas decisiones pensadas para los niños. Es una tendencia.

P. 51. Cuando en las Españas se habla de másters (maestrías) obtenidos de modo peculiar por destacados políticos (ellos y ellas), un artículo sobre el auge de los títulos obtenidos on line. En los Estados Unidos, un tercio de dichos títulos se obtiene así. Personalmente, no me impresiona que se convaliden asignaturas (a mí me convalidaron varias de un título romano a un título madrileño aunque, obviamente, tuve que hacer y examinarme o presentar trabajos en las diversas asignaturas que no eran comunes a ambas carreras). No. Lo que me impresiona son los manejos de algunos profesores utilizando favores para obtener favores, no las convalidaciones. Faltaría más.

Cumplí con el nulla dies sine linea


No hay comentarios:

Publicar un comentario