lunes, 2 de julio de 2018

Tragedia nacional

Los ricos se han hecho más ricos y los pobres más pobres mientras las clases medias están intranquilas y miedosas y algunos buscan algún enemigo sobre el que proyectar sus frustraciones.
El desempleo sigue estando muy alto y muy alto es el número de parados de larga duración y son constatables los salarios por debajo de la línea de la pobreza que se usa en la Unión Eurpea (mitad de la renta media o mediana)
Jubilados y feministas siguen teniendo argumentos para manifestarse en las calles.
La xenofobia no alcanza los niveles de otros países "civilizados", es decir, europeos, pero todo se andará.
Los centros de internamiento de extranjeros no dan abasto ya que parece que es la política dominante (internarlos para expulsarlos) adornada con gestos benévolos, pero provisionales, con fecha de caducidad. Si se mueren en el Mare Nostrum ("Nací en el Mediterráneo" que canta Serrat) es problema de sus familias.
El gobierno, no importa de qué etiqueta fuese (PP o PSOE), muestra una facilidad pasmosa para plegarse a los intereses internos de otros países, con particular propensión hacia los Estados Unidos y hacia Alemania, el PP más USA, sin descartar Alemania, y el PSOE más Alemania, sin descartar USA.
Los casos de corrupción siguen apareciendo sin que se haga nada para evitar que vuelva a producirse tal comportamiento delictivo.
La soberanía nacional, dentro de la Unión Europea, es una bonita frase.
¿Tragedia nacional? Sí, pero otra: los mercenarios de "la Roja" vuelven a casa después de su fracaso en Rusia, cosa que nada tiene que ver con el retorno de la División Azul en la que participó uno de mis tíos entre 1941 y 1943.
La División Azul en la Estación del Norte de Madrid

(Añadido el 3: de EFE a través de La Vanguardia:
(Añadido el 6: otro que levanta acta de la tragedia nacional, en este caso de Colombia, con datos negativos de escalofrío por un lado y lágrimas colectivas por el mundial de fútbol por otro)
colombia.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario