domingo, 29 de julio de 2018

Legitima que algo queda

Las entidades políticas (y no solo ellas) necesitan algún tipo de legitimación, algo que explique por qué existen y por qué ejercen el tipo de poder que ejercen. Legitimar significa, a efectos del orden establecido, tener que recurrir menos a la violencia... legítima. En el caso de las democracias, la "voluntad popular", por muy manipulada y distorsionada que esté, es un camino trillado que, por cierto, también usan las dictaduras haciendo "voluntad popular" igual a la "voluntad del líder" que la representa. Desde este punto de vista, todos son "populistas", todos se legitiman con el pueblo "soberano", aunque haya otros soberanos de por medio.
Hay un punto en el que aparecen dificultades: la geografía, dónde están las fronteras legítimas de dichas entidades. Conocidos son los casos de secesionismos, irredentismos y ocupaciones militares que parten o se trasforman gracias a dicho "pueblo". Pero no basta. Hacen falta más justificaciones. 
La cultura es una de ellas y en cultura se incluye lengua, costumbres y, como contaré de inmediato, la religión. No importa que la lengua no sea hablada por todos los habitantes, que las costumbres tengan un grado muy heterogéneo de cumplimiento y que las religiones tengan creyentes y descreídos y, encima, sean variadas. Pero se trata de legitimaciones vaporosas (como la de la existencia del "pueblo") que se solidifican si hay actos públicos y masivos que las muestran y ejercicios sistemáticos de adoctrinamiento en las mismas. 
Ayer se "cumplieron" 1.030 años de la adopción del cristianismo por parte del príncipe Vladimir, que mandaba (supongo que como soberano, es decir que el "pueblo" todavía no era soberano) en una agrupación de tribus llamada Kievan Rus. No sé por qué me recuerda, en mi ignorancia, al Constantino romano allá por el siglo IV. Con el tiempo, aquella especie de federación de tribus se convertiría, tras la conveniente cirugía geográfica con las fronteras, en Rusia. En su trabajo de legitimador mayor, Putin ha participado en la ceremonia conmemorativa y ha hecho referencia al tal aniversario. Entre las tribus de entonces y la ahora Rusia hubo una URSS, pero esa es otra historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario