lunes, 4 de junio de 2018

Muertes sospechosas

La primera, la del abogado argentino, Alberto Nisman, que investigó a la ahora expresidenta Cristina Kirchner, "suicidado" y que ahora se sabe que fue asesinado, aunque no se sabe por quién, pero hay quien sospecha que tuvo que ver con el intento de investigar a Kirchner por cuestiones relacionadas con judíos (Nisman lo era) e iraníes en Argentina.
La segunda es de hoy y me ha hecho recordar la anterior. La nota comienza así:
Dos días antes de quedar en coma tras una extraña caída, el extesorero del PP Álvaro Lapuerta quiso que escribiese sus memorias y contar "toda la verdad" sobre la caja B del partido.
Subrayo lo de "extraña caída" y reenvío a la nota para quien dude de las feroces peleas internas que se dan dentro de (todos) los partidos políticos. Enemigos, enemigos mortales y compañeros de partido.
(Añadido el 5: artículo firmado por la hija periodista de Álvaro de Lapuerta de difícil traducción a lo concreto, pero que da a entender, ante la muerte de su padre, los efectos del "fuego amigo" y el de un determinado tipo de periodismo que, a su decir, ahora abunda en las Españas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario