domingo, 10 de junio de 2018

G8, G7, G6

La reunión de la que hablan abundantemente los periódicos es la del G-7, la de los países llamémosles "centrales" (economía, política, ejército y poco más -o poco menos-). La de este año es curiosa ya que, por un lado, los Estados Unidos, es decir, Trump, proponen la readmisión de Rusia, que fue expulsada por pequeños asuntos militares en Crimea, mucho menores que los que tiene ocupados a otros miembros de tan distinguido club. De hacerle caso, que no parece, tendríamos un G8. Pero también ha habido voces pidiendo que sea precisamente el proteccionista y aislacionista Estados Unidos el que sea expulsado. Visto el "America First", hay quien dice "America Alone". Mejor dejar de estar juntos si tan revueltos se encuentran ahora. De hacerles caso, que no parece, tendríamos un G6.
Es todo un indicador de la inestabilidad del sistema mundial incluso en su cúspide (que es un sistema jerárquico, eso solo lo dudan los que viven "en su mundo" y lo confunden con "el mundo"). Si "los que mandan" no se ponen de acuerdo, ¿cómo quieren que "los de abajo" acepten ser "los que obedecen"?
A todo esto, también se reúne la alternativa, la Organización de Shanghai, con peleas internas propias. Pero es obvio que ya el G (seguido del número que sea) ya no está solo en su propósito de ser "los que mandan". Hay quienes dicen "quítate tú que me pongo yo". Más inestabilidad y no necesariamente para mal.
(Añadido el 11: Pero si Trump quiere descabalar el "orden" mundial, ¿quién se lo va a impedir? Lo dice Vanoufakis. Igual el efecto es mejor que lo que hay ahora o, peor, se hace todavía más orwelliano con sus tres bloques inestables -y que no se lo anuncien a Trudeau-
Article Image
Los países "disputados" también puede ser llamados "pueblos esclavos". De momento, Estasia ya tiene su proyecto, aunque también estuvieron los BRICS. No está claro que el G-n -póngase el número que se quiera después de la G- vaya a seguir siendo el centro del centro)

No hay comentarios:

Publicar un comentario