jueves, 10 de mayo de 2018

De digos y diegos

Aquí, aunque su interpretación no me acabe de convencer, se recuerdan algunos hechos que no encajan con las reacciones actuales en USA respecto al nacionalismo y militarismo de su actual presidente. También se recuerda, a propósito del racismo de Trump,  aquella frase de Barbara Bush (esposa de Bush I y madre de Bush II) a propósito de los daminificados por el huracán Katrina alojados en un estadio, negros en su mayoría: 
For example, she plumbed the depths of racism when she said of Black victims of Hurricane Katrina huddled in New Orleans' Superdome: "So many of the people in the arena...were underprivileged anyway, so this is working very well for them."
Vale la pena leer el artículo que cito pues constata que alguno de los antecesores del 45º presidente mataron a mucha más gente que este. El 41º sin ir más lejos. Se recuerda quién fue calificado como el "carnicero de Bagdad". Ahora casi se les alaba al compararlos con el actual.
Ellos verán, pero el asunto de estos "donde dije digo, digo Diego", esta beatificación del pasado, no deja de ser curiosa. Añado: al fuente que cito es estadounidense, aunque algo fuera del "sistema", marginal pero simpáticos.
No hay que irse tan lejos. El ya fallecido Adolfo Suárez, primer presidente post-Franco, ha pasado de "tahúr del Misisipi" (Alfonso Guerra dixit) a tener un aeropuerto con su nombre (el de Madrid-Barajas) y hasta una calle con su nombre en mi pueblo. Cerca de mi casa, por cierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario