viernes, 5 de enero de 2018

Otras globalizaciones

La globalización (ese proceso mediante el cual algo se hace mundial -de ahí que algunos prefieran hablar de mundialización-, planetario) tiene varios componentes que se relacionan con los medios de producción, a saber:
1- Materias primas: es el caso del petróleo, pero también uno de los efectos de la producción, a saber, el medio ambiente. En este último caso, no hay medio ambiente "local" (en el sentido de localista) ya que lo que aquí se produce afecta a todo el mundo.
2- Mano de obra: ahí no hay globalización que valga, sino todo lo contrario ya que las barreras y los muros son la norma.
3- Gestión: algo hay, por lo menos en el sentido de modas que se extienden hasta en el lenguaje, anglófono por lo general.
4- Capital: mundial casi por definición.
5- Tecnología: algo parecido al punto 3.
Lo más evidente ya se contaba en el Manifiesto Comunista y he comprobado estos días: dátiles de Argelia, nueces de los Estados Unidos, fabricación en la provincia de Valencia, España, y consumo del "pan de dátiles" en la provincia de Alicante, España.
¿Es todo eso bueno? No lo voy a discutir ya que los dispuestos a ver su lado positivo son los que ganan en este juego mientras que los que pierden (por ejemplo en el punto 2) pueden presentar sus peros. Y no digamos si el punto 1 lleva a cambios climáticos, calentamientos y esas cosas.
Pero cuando menos se piensa salta la liebre y, en este caso, se refiere al punto 5 y tiene nombres: Meltdown y Spectre, esos fallos en un procesador que permiten todo tipo de pirateo desde cualquier punto del Planeta hacia cualquier punto del Planeta siempre que, en este último caso, haya un ordenador. Globalización, sí. La misma que permitía a los piratas del "Este", con tecnología de "Occidente", intervenir con "fake news" en procesos políticos. Pero ahora a gran escala, mundial prácticamente. Y con efectos de tal descubrimiento en el punto 4: las Bolsas.
(Copia del Manifiesto:
Por la explotación del mercado universal, la burguesía da un carácter cosmopolita a la producción de todos los países. Con gran sentimiento de los reaccionarios, ha quitado a la industria su carácter nacional. Las antiguas industrias nacionales son destruidas o están a punto de serlo. Han sido suplantadas por nuevas industrias, cuya introducción entraña una cuestión vital para todas las naciones civilizadas: industrias que no emplean materias primas indígenas, sino materias primas venidas de las regiones más alejadas, y cuyos productos se consumen, no sólo en el propio país sino en todas las partes del globo. En lugar de las antiguas necesidades, satisfechas con productos nacionales, nacen necesidades nuevas, reclamando para su satisfacción productos de los lugares más apartados y de los climas más diversos. En lugar del antiguo aislamiento de las naciones que se bastaban a sí mismas, se desenvuelve un trafico universal, una interdependencia de las naciones. 
¿Globalización como novedad? 1848)

No hay comentarios:

Publicar un comentario