jueves, 18 de enero de 2018

Más secesionistas

Cuando escribí, hace 20 años, un librito sobre el carácter religioso de los nacionalismos, se me ocurrió levantar acta de algunos países que no los tenían subestatales. El Japón, por supuesto, pero sobre todo los Estados Unidos. Ahora me encuentro con que el movimiento independentista californiano es real y, como sucede en otros lugares, es relativamente independiente de lo que allí se podría llamar derecha e izquierda, es decir, republicanos y demócratas. Cierto que, también como sucede en otras partes, depende de qué partido esté en el gobierno central  en Washington y si coincide con el que gobierna el estado de California. En mi entorno más inmediato, los socialistas alicantinos son muy críticos con el gobierno de la autonomía valenciana si en Valencia gobierna el Partido Popular y lo mismo sucede si las posiciones se cambian, solo guardando silencio si es el mismo partido el que gobierna en un lado y otro de la línea Busot-Biar, la de la Reconquista. Eso no quita para que, por encima de estas politiquerías, no intervengan cuestiones relacionadas con los egos de los respectivos gobernantes, a veces más importantes que los argumentos sobre quién maltrata a quién.
Digresión para volver a los Estados Unidos. El artículo de Newsweek que cito habla también de una cuestión de fondo: la posición "libertaria" frente al gobierno central que se encuentra, en mayor o menor medida, difundida en toda la sociedad californiana. The Economist sobre, entre otras cosas, la legalización de la marihuana en California, me hizo pensar en algo más: las fortunas californianas que pueden estar interesadas en esa movilización. Tal vez no quieran conseguir el objetivo de la secesión, pero sí convertir la demanda en un argumento más para conseguir facilidades por parte de unos y otros. Fiscales, entre otras. Me suena.
(Añadido el 27: Al secesionismo californiano ya le han puesto nombre: Calexit. No confundir con Catalexit, el secesionismo catalán)

No hay comentarios:

Publicar un comentario