sábado, 27 de enero de 2018

Más avisos

Esta vez vienen de Soros y otros empresarios del mismo calibre advirtiendo sobre Facebook y Google (este blog funciona gracias al último y, respecto al primero, me di de baja hace ya muchos años: en 2009). Lo ha hecho en Davos y The Guardian, además de dar el enlace a la transcripción de su discurso, añade opiniones de esos otros empresarios al respecto. 
Si estos son un poco apocalípticos, por usar el vocabulario de Eco, los integrados tendrían que prestarles algo de atención. Los integrados son los que solo esperan grandes bienes de esas tecnologías o, simplemente, los que tienen negocios en ese campo y les conviene mantener el entusiasmo.
Los riesgos son de varios tipos. No se excluyen los económicos: esas plataformas son (no dicen que podrían serlo, sino que son) un obstáculo para la innovación, dado su carácter casi monopolista (y ya se sabe que en lo último que piensa un monopolio es en innovar).
Hay también riesgos políticos y muy variados: desde una reducción del nivel de democracia en un país hasta colaborar con la creación de autocracias, "Grandes Hermanos".
Y los hay sociales. Si, como dice Soros, "las empresas petroleras y mineras explotan el medioambiente físico, éstas explotan el medioambiente social". Son, pues, "una amenaza para la sociedad". Hay quien llega a decir que, al ser adictivas y dañinas como el tabaco, deberían ser objeto de regulaciones parecidas.
"Sus días están contados", añade Soros, en un arranque de optimismo (optimismo si su diagnóstico es correcto, porque también, partiendo de dicho diagnóstico, se puede temer que la cosa vaya a más, no a menos).
De momento, me quedo con la noticia del Washington Post: decenas de miles de estadunidenses se creyeron los mensajes que les llegaron vía Facebook originados en Rusia y como intervención de estos en aquellas elecciones. Cave canem. Por lo menos eso: cuidado con el perro. El que avisa (y Soros lo hace) no es traidor... necesariamente. Porque no vendría mal saber qué piensan del "blockchain", el "internet de las divisas" que da alas al bitcoin, ese bitcoin que algunos desaconsejan, en particular a los pequeños inversores (pero que callan sobre los grandes).

No hay comentarios:

Publicar un comentario