lunes, 8 de enero de 2018

Conspiracionismo

Se trata de un estudio sobre la difusión, entre los franceses, de diversas teorías de la conspiración y que no tiene por qué ser generalizable a otras sociedades menos racionalistas y cartesianas. Este es uno de sus resultados

Hay desigualdades: 79 % creen por lo menos en una, 61 % en dos, 25 % por lo menos en cinco, 19 % en seis y un brillante y poco cartesiano 13 % creen por lo menos en siete de ellas (HAARP tiene que ver con proyectos para la modificación del clima). Un 21 por ciento, sólo un 21 por ciento, no cree en ninguna de esas teorías conspiratorias:

Los jóvenes, según la encuesta, son más permeables a estas teorías y, en general, esta creencia se correlaciona con los votos en los extremos convencionales (según el informe, con el voto populista tanto a la izquierda como a la extrema derecha -"Le conspirationnisme est corrélé avec le vote populiste – de gauche ou d’extrême droite"-).
La verdad es que algunas de estas creencias no sirven de mucho (si lo de Kennedy fue con la CIA o contra la CIA o al margen de la CIA, a estas alturas, no es determinante de mucho). Pero otras te dan esa tranquilidad de saberte en posesión de una verdad que explica tantas y tantas cosas y que, además, resiste duramente cualquier crítica o intento de desmontar tal pretensión.
(Que el creacionismo forme parte de una teoría conspirativa me resulta algo difícil de admitir)


No hay comentarios:

Publicar un comentario