lunes, 4 de diciembre de 2017

Coherencia

Tiene 53 años y cuando cumpla 63 tendrá derecho a una pensión de 73.000 libras que le pagará la Unión Europea con el dinero de la "factura del divorcio" que su país tiene que entregar a dicha Unión. Ningún problema. Pero es que este personaje, como líder del UKIP,  trabajó ardientemente para provocar este Brexit, con alguna mentirijilla incluida en su campaña (la más conocida, la referida a la sanidad). Tiene razón: "¿Por qué tiene que sufrir mi familia?". Si lo llega a cobrar o no, está por ver. Este líder no confía en la Unión Europea, razón por la que apoya al secesionismo catalán que, según él, también rechaza a la Unión (bueno, de vez en cuando, no siempre).
Nada original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario