miércoles, 1 de noviembre de 2017

Ni galgos ni podencos

Tengo amigos negacionistas que despachan el asunto con un "no existe eso del cambio climático". Pienso al respecto que la probabilidad de que exista multiplicada por el inmenso daño que puede acabar produciendo, tendría que hacer pensar a los políticos dedicados a otros entretenidos juegos que nada tienen que ver con las catástrofes previsibles (incluso si tuviesen una probabilidad muy baja). 
The Lancet acaba de publicar un informe cuyo resumen copio y pego:

  • The human symptoms of climate change are unequivocal and potentially irreversible`
  • The delayed response to climate change over the past 25 years has jeopardised human life and livelihoods.
  • The past 5 years have seen an accelerated response, and in 2017 momentum is building across a number of sectors; the direction of travel is set, with clear and unprecedented opportunities for public health.

O sea que estos sí que se lo creen, constatan que las no-decisiones de los últimos 25 años han puesto en peligro la vida humana aunque en los últimos 5 años y, en particular, en el año en curso parece haberse acelerado la respuesta al problema, sabiendo en qué dirección habría que ir. Las oportunidades son claras. Otra cosa es, añado, que se aprovechen esas oportunidades. 
De lo contrario, comentan,
Climate change could force a billion people from their homes by 2050, potentially triggering major health crises around the world, according to a new study. The Lancet report found that "migration driven by climate change has potentially severe impacts on mental and physical health, both directly and by disrupting essential health and social services".
 Claro que hablar del futuro siempre es problemático (qué modelos se usan, qué variables se consideran y qué fiabilidad tienen los indicadores que se utilizan). Pero el presente les parece claro. Trick or treat?

No hay comentarios:

Publicar un comentario