lunes, 13 de noviembre de 2017

Nacionalismo farsante

Porque, encima, no es una lucha por la (supuesta) nación, sino una búsqueda de poder para la cúpula del partido mentiroso. Por supuesto, hablo de los Estados Unidos o, mejor, cito a Joe Biden. Si hablara de las Españas, citaría a Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, aunque alguien tendría que hablar, en la línea de Biden, del españolismo.
Lo dicho no quita para nada la buena voluntad de los creyentes de buena fe en este peculiar tipo de religión que son los nacionalismos. Simplemente, señala la posibilidad de que haya quien se aprovecha de ellos. Como en las otras religiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario