miércoles, 4 de octubre de 2017

La brutalidad como síntoma

Aquí se argumenta que uno de los síntomas de la decadencia estadounidense como potencia hegemónica ("America first" de Trump, más claro con el "Second to none" de Reagan) tiene que ver con el aumento de su brutalidad en el exterior (que ya venía de tiempo) unido a la creciente brutalidad en el interior. No es muy prolijo en los datos, aunque los aporta, pero el argumento es bueno y puede generalizarse, por ejemplo cuando se llega a este párrafo y se olvida la palabra "imperio":
Empires in decay embrace an almost willful suicide. Blinded by their hubris and unable to face the reality of their diminishing power, they retreat into a fantasy world where hard and unpleasant facts no longer intrude. They replace diplomacy, multilateralism and politics with unilateral threats and the blunt instrument of war.
Incapaces de afrontar su decadencia se retiran, unos y otros, a un mundo de fantasía (el "groupthink" al que ya me he referido) en el que los datos desagradables no tienen cabida y se niegan o se desdeñan. Nada de diplomacia, multilateralismo y política y sí amenazas unilaterales y la guerra (la violencia). Supongo que si el país ya tuvo otra decadencia, esta será definitiva, aunque en este mundo, nada hay definitivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario