miércoles, 11 de octubre de 2017

Decisiones irracionales

No hacía falta ser Nobel de Economía como Richard Thaler para saber que el modelo de "homo oeconomicus" que toma sus decisiones de manera racional puede ser muy útil para construir modelos econométricos publicables en revistas de reconocido prestigio, pero que no lo son para entender cómo funciona la gente real en contextos reales realmente existentes. Y eso se aplica a los directores y gerentes de grandes empresas y la gente del común (aunque la metodología del estudio me resulta sospechosa, no deja de ser interesante que se planteen cuestiones psicológicas y no solo ideológicas)
No tengo grandes simpatías para el grupo de Sala-i-Martin y sus compañeros economistas catalanes que trabajan en los Estados Unidos, pero entiendo que se equivocaran pronosticando que las empresas se quedarían en Cataluña si la cosa de la independencia se torcía. También entiendo que algunos políticos como Artur Mas mintieran al respecto: es su trabajo. 
Pero no vendrá mal reconocer el elemento no solo racional (el beneficio, los accionistas, el acceso a fuentes de dinero) sino también irracional en esta huida de empresas desde Cataluña hasta donde sea. Suena a pánico y el pánico no es racional y menos si se lo fomenta con decisiones "en diferido" que no se saben si ni, en su caso, cuándo se tomarán. Por eso no estaba en los limpios modelos de estos economistas "agingados".
(Añadido el 12: hay otras interpretaciones posibles de ese error de los "gringos": que les cegara la ideología. La ideología es inevitable incluso para las más asépticas elucubraciones econométricas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario