viernes, 22 de septiembre de 2017

Riesgo nuclear

Cuando un conflicto entra en espiral (acción-reacción con resultado de aumento de tensión), cualquier pequeño hecho puede desencadenar un resultado indeseable. Podría ser el caso del conflicto Madrid-Barcelona en su evolución de estos días. Pero el asunto llega a su máximo sobre todo cuando ambas partes disponen de armas nucleares, porque, en un determinado momento, un pequeño evento puede producir que una parte ponga en marcha sus misiles que, al ser vigilados por la otra parte, haga que estos últimos pongan también en funcionamiento su arsenal y, ya se sabe, MAD, loco en inglés, pero también siglas de Destrucción Mutua Asegurada.
Eso es lo que pudo producirse en 26 de septiembre de 1983, en plena Guerra Fría. Las pantallas soviéticas detectaron misiles estadounidenses que se dirigían hacia la URSS y a punto estuvieron de poner en marcha su propio arsenal. Por suerte, Stanislav Petrov, por cierto fallecido en mayo, fue capaz de darse cuenta de que había un error en el sistema que hacía ver misiles donde no los había y, en consecuencia, no avisó a sus superiores que, de haberlo hecho, habrían dado la orden de contraatacar. 
Las armas están no solo para disuadir a los contrarios sino, obviamente, para ser usadas. Conflictos en espiral entre potencias nucleares o con un participante nuclearizado, hay varios. En 1983 nos salvamos por los pelos (y digo "nos salvamos" porque aquel "encontronazo" podría haber producido un invierno nuclear que habría afectado por lo menos a todo el hemisferio norte del Planeta). Visto el desdén con que se tratan los Tratados de No-Proliferación y vista la retórica de estos locos que nos gobiernan (y digo "nos" sabiendo lo que digo), el riesgo sigue en pie. Ahí está el caso especial de Israel que genera adversarios nucleares como podría ser Irán o los peligrosos India-Pakistán o USA-Corea del Norte (o, si se prefiere, Irán, que todavía no es nuclear). El acercamiento Irán-Arabia Saudita, desde este punto de vista, suena mal. Pero, recuérdese: prevenir es curar, cosa particularmente aplicable a lo de USA-Corea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario