jueves, 27 de julio de 2017

La "olla" de la corrupción

Muy bien dicho:
El presidente [...], afirmó hoy que el país está destapando "la olla" de la corrupción y advirtió de que el hecho de que se conozcan los escándalos no significa que haya nuevos casos.
Pero me crea algunos problemas. Primero, que no sé quién es "país" (¿gobierno? ¿medios de comunicación? ¿judicatura? ¿fiscales anti-corrupción? ¿policía? ¿mezcla de algunos o de todos?). Conviene tener cuidado con esos genéricos "país" que cubren... hasta a los corruptos que se denuncian entre sí. Y, segundo, puestos a dudar, claro que la "olla" no significa que haya nuevos casos, pero no lo niega. Porque puede seguir habiéndolos. Y me temo que los siga habiendo si no se toman medias preventivas.
Españolito que vienes al mundo, te guarde Dios. Porque no es un comentario sobre el teatrillo de ayer en el que el presidente español testificó ante un tribunal que juzga un sonado caso de corrupción (la "olla") mostrando, de paso, que no todos somos iguales ante la ley: los hay más iguales que otros.  Eso sí: decidido a seguir luchando contra la corrupción.
Pero, al caso: se trata de Colombia y del presidente Santos a propósito, en particular, del caso que ha azotado a muchos países latinoamericanos por lo menos, el de los manejos corruptores por parte de la brasileña Odebrecht. No siempre es el "imperio" el que corrompe aunque los Estados Unidos, fiel guardián de la honradez mundial, haya cancelado el visado a un senador colombiano investigado en la hazaña de Odebrecht en Colombia. Será porque en USA no hay corrupción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario