martes, 25 de julio de 2017

Informe sobre el terrorismo

El Country Reports on Terrorism 2016 que acaba de publicar el Departamento de Estado USA tiene su interés. Uno se entera de cuál es la situación de la lucha contra el terrorismo en numerosos países (incluida España), agrupados por áreas geográficas, y tiene una idea de los nuevos riesgos y de las mejoras en las medidas para afrontarlos. He visto otros años el anexo estadístico, pero este año no me aparece en la página que cito. Se anuncia en el índice, pero no está cuando se lo busca y eso que su interés es menor: solo se preocupa de las víctimas estadounidenses. Su vocabulario es también interesante:
(1) The term “international terrorism” means terrorism involving citizens or the territory of more than one country; 
(2) The term “terrorism” means premeditated, politically motivated violence perpetrated against non-combatant targets by subnational groups or clandestine agents; and 
(3) The term “terrorist group” means any group practicing, or which has significant subgroups which practice, international terrorism
Como se ve, para que sea "terrorismo", es decir, malo, no es suficiente la violencia bajo motivación político y perpetrada contra objetivos no-combatientes (civiles, vamos), sino que tiene que serlo por grupos subnacionales (es decir, no se considera el terrorismo de Estado) o agentes clandestinos (?). Ah, y no busque, en el Western Hemisphere, a los Estados Unidos de América. Debe de ser porque allí no hay terrorismo de extrema derecha, racista anti-negro, "libertarians" (anarcocapitalisstas) ni nada por el estilo. Sí está Canadá y, por supuesto, Venezuela. Y los países que apoyan al terrorismo son Irán, Sudán y Siria (en este caso, sin especificar qué parte del país apoyada por quién)
Como entretenimiento, se puede leer el epígrafe dedicado a "Israel, the West Bank, Gaza, and Jerusalem" (que, geográficamente es curioso y políticamente todavía más: no existe Palestina) y después leer lo que la Organización Sionista de América ha dicho al respecto. Tan en desacuerdo están con el lenguaje utilizado en el Informe que piden la dimisión de Rex Tillerson, Secretario de Estado. Al diablo se le ocurre atribuir a Israel algo de responsabilidad en la reacción "terrorista" palestina ante la propia frustración generada por el sionismo. Porque casos de acción-reacción, haberlos haylos. Por supuesto, por definición Israel no puede ser "terrorista".

No hay comentarios:

Publicar un comentario