jueves, 20 de julio de 2017

Autorregalo

Hoy se cumplen 10 años de este blog que antes estuvo en Tercera Información (donde después perdí todo lo que había escrito) y antes había estado en otro sitio que no consigo recordar y, por tanto, recuperar. Dejé Facebook en octubre de 2009 y me niego a estar en Twitter.
Para celebrar estos diez años, e ingenuamente ad perpetuam rei memoriam, me he regalado el libro que ya lleva en pruebas unos días en la columna derecha del blog. Se trata de una colección de artículos (eso sí,  aburrida y pesadamente académicos) sobre el sistema mundial que publiqué entre 2005 y 2010, hace nada como quien dice, pero que algunos ya han envejecido. Mundus senescit.
No tiene por qué interesar al lector habitual de este blog ni, mucho menos, al accidental. Por eso lo tomo como un regalo que me hago a mí mismo y no como algo que ofrezco al personal que por amistad, costumbre, simpatía o casualidad entra en este blog. Es, sencillamente, una prueba más de lo cauteloso que hay que ser con lo que uno lee. Si hubiera otro lector (yo creo que voy a ser el único y lo comprendo y me parece muy bien) encontraría lo que yo he encontrado: muchos errores de apreciación, de diagnóstico y de pronóstico que, en mi descargo, siempre puedo decir que son de las fuentes que tan abundante, diligente y pedantemente cito. Pero la culpa es mía por haberme fiado de tan importantes señores que sí pasaron, si no por mi casa, sí por mis lecturas.
Puede leerse sin daño la presentación (en particular, la dedicatoria, porque este libro, a diferencia del anterior, sí que lo he dedicado, recuperando mi costumbre) y la introducción, por la cuestión del enfoque que intento dar a estas disquisiciones. Después, los capítulos que llamen la atención si es que tal cosa sucede.
He estado corrigiendo los fallos desde que lo he terminado (12 de julio) hasta el día de hoy que lo dejo por imposible, que es el día de mi aniversario en el blog. Sunt lacrimae rerum (me encantan los latinajos. Vale).
Aprovecho la ocasión para darle un vistazo a las entradas que provocan. Cierto que no son las que llegan a gente famosa e importante, como se ve en lo que el mismo blog me proporciona sobre cuántos eran a fecha de ayer a las 18:30


Conozco a algunos pocos de los seguidores. No son muchos en total.  Y he colgado 3.900 entradas en estos diez años. A una media de 190 visitas por entrada, aunque las que han tenido más entradas han sido estas:


Lo que me resulta curioso es desde "dónde" (si es que eso, en el ciberespacio, tiene sentido) se ha entrado.



¿Estados Unidos, Francia, Rusia. Alemania, Ucrania?¿Espionaje sistemático? Tal vez sea, simplemente, el ejercicio de algunos "sociólogos computacionales" que saben (como ya supo Naisbitt en sus Megatrends de 1982) que las grandes tendencias se descubren atendiendo no a lo que dicen los grandes medios con muchos seguidores, sino a los pequeños medios con pocos seguidores aunque los autores de esos medios no sean conscientes de su aportación a diagnósticos y pronósticos que les superan con mucho. La ventaja ahora es que estos "olfateadores"  no necesitan buscar millones de artículos en prensa local estadounidense (como hizo Naisbitt) sino que pueden disponer de un algoritmo que lea millones de post al día. Por eso pongo títulos que no indiquen con claridad a qué contenido se refieren: autodefensa del débil. En todo caso, esos extraños orígenes de las páginas vistas reduce todavía más el alcance real de estas mis entradas: las páginas vistas por los no-olfateadores vendrían a ser la mitad del total de páginas vistas, o sea que no llegan a 400.000, es decir, cuarenta mil por año, unas tres mil al mes, unas cien por día. Contra facta non sunt argumenta.

4 comentarios:

  1. Felicidades profesor!!

    ResponderEliminar
  2. Estimado Doctor Tortosa, siempre sigo su blog, a partir de la suscripción que me llega a mi bandeja de correo en cada entrada que usted hace al blog, para mí es un think tank de la realidad internacional.
    Gracias por contribuir a mi conocimiento. Saludos desde El Salvador.
    Su antiguo estudiante de la USC, Lisandro.

    ResponderEliminar
  3. Me pregunto si en esas cifras se incluye a gente como yo, que esté suscrita a tu página, y recibe las publicaciones en su correo electrónico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gabriel: no lo sé. Muchas gracias por tu interés (y el de Lisandro y Liberto). Pero sigo sin entender qué hacen esas entradas desde países que no tienen la misma lengua que el blog.

      Eliminar