jueves, 29 de junio de 2017

Más sobre "valores europeos"

Presentar cualquier colectivo humano (incluso un convento como el que imaginó Umberto Eco en El nombre de la rosa) como homogéneo lleva a sacar conclusiones equivocadas. No existe ningún colectivo homogéneo. Y Europa tampoco lo es. Primero, porque no todo es Unión Europea. Segundo, porque la historia reciente es demasiado divergente. Y, tercero, porque los valores supuestamente europeos tampoco lo son. 
Recordemos, valores son los criterios mediante los cuales elegimos una determinada alternativa frente a las otras. Y el caso que presenta Alberto Peris aqui es claro. Tenemos, ante todo, el hecho de las pateras en las que emigrantes, demandantes de asilo y refugio, gentes que huyen de la miseria y la violencia (colectivo, por tanto, tampoco homogéneo). Ante tal hecho hay europeos a los que se refiere Peris que reaccionan, basados en la solidaridad, ayudando su llegada y evitando sus muertes. Pero también hay europeos que reaccionan, basados en la identidad amenazada, impidiendo dichas ayudas y rechazando la llegada de estas personas. Todos europeos, pero con valores muy diferentes. Copio y pego el final del artículo:
El peligroso auge de la ideología ultraderechista en nuestro continente extiende ya sus tentáculos asesinos hacia esas patéticas embarcaciones neumáticas en las que se juegan la vida unos seres humanos a los que la “cristiana” Europa parece que le cuesta reconocer como tales.
Además, gobiernos, como el español, que miran hacia otro lado, más allá de sus compromisos. O se preocupan, sobre todo, muchos de ellos, de que no salgan de "allí", aunque les estén torturando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario