domingo, 7 de mayo de 2017

Venezuela: engaños, manipulaciones, intervenciones

El ejercicio consistiría en lo siguiente. 
Primer paso, leer la noticia de Telesur (en inglés, eso sí) sobre las maquinaciones del gobierno de los Estados Unidos para derrocar al gobierno de Maduro.
Segundo paso, leer el proyecto de ley del Senado de los Estados Unidos, citado por Telesur sobre las acciones posibles y su posible coste. Ayuda humanitaria (medicinas recomendadas por la OMS, alimentos básicos) y promoción de la transparencia del gobierno venezolano (cosa que no queda muy clara cómo llevarla a cabo)
Tercer paso, comparar no el contenido sino el uso de los verbos (pasado, presente, futuro, condicional) en ambos textos, sobre todo las diferencias entre el uso del presente y el del futuro, y, ya puestos, comparar lo que dicen ambos textos que, por lo visto, se refieren al mismo asunto.
El proyecto dice:
To provide humanitarian assistance for the Venezuelan people, to defend democratic governance and combat widespread public corruption in Venezuela, and for other purposes
El titular de Telesur dice
US Senate Bill Allots $20M Toward Regime Change in Venezuela
Y subtitula
The bill also allots an additional US$10 million for "democracy promotion."
Para los que deseen mejorar nota, obsérvese qué dice el Act y no dice Telesur y viceversa.
Y ahora las rebajas: no estaría de más, por parte del Senado USA, dedicar un acta con el mismo título pero a los Estados Unidos. Y no estaría de más que Telesur hiciera referencias explícitas a la situación a la que el Act dice intentar responder (me refiero a la crisis humanitaria y política)
(Añadido el 11: Un caso más de "color del cristal con que se mira" es la donación por parte de Citgo, filial estadounidense de la estatal venezolana PDVSA, de 500.000 dólares para el acto inaugural de la presidencia de Trump. Kennethh Rogoff se admiraba de que Trump lo hubiese aceptado. Pero también se admira de esta colaboración tan generosa con el "imperio" por parte de un país en la ruina y que hace lo indecible para no incurrir en "default" en la línea de lo que hizo en Rumanía Ceaucescu en los 80
De todos modos, 500.000 no son nada comparados con los 800.000 con los que la empresa bananera Chiquita apoyó a las anticapitalistas FARC colombianas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario