lunes, 1 de mayo de 2017

Redes sociales no tan sociales

Más o menos, se sabe qué proporción las usa. Lo contaba el Pew Research Center:

La verdad es que no me interesan las redes sociales. Eso sí, si por tales se entiende el uso de esta bitácora, retiro lo dicho. Pero de vez en cuando tengo alguna experiencia en las convencionales (chats sobre todo, pero también comentarios). Encuentro cuatro tipos principales:
1. Los que se desahogan. Ya se sabe: la frustración produce agresividad y la agresividad se expresa donde puede (desde la depresión a la violencia). Enfermedades mal llevadas, reveses económicos, plantones emocionales, abandonos, soledad están entre las causas que imagino (y en más de un caso conozco) para estos comportamientos agresivos, insultantes.
2. Los que se cierran en la burbuja. Son grupos a los que se pertenece y que tienen en común alguna idea más o menos peregrina (desde la militancia en un partido a la negación del cambio climático, por poner dos ejemplos). Lo que emiten y reciben está en consonancia con lo que piensan o creen de modo que el chat se convierte, la frase no es mía, en una especie de burbuja ideológica en la que se encuentran cómodos y viven la pertenencia al grupo.
3. Los machacones. Son personas que, venga o no venga a cuento, ya saben a dónde van y se encargan de repetir hasta la saciedad su eslogan o su doctrina. Una variante es la de los que creen que cuanto más se repita una cosa, más cercana está a la verdad. A veces se equivocan, obviamente.
4. Los repetidores, es decir, que disfrutan reenviando esos menajes que terminan con variaciones sobre la orden de "pásalo". Es un poco cansino recibir varias veces la misma denuncia que, encima, ya se recibió hace años y sigue dando vuelta gracias a estos especialistas en reenviar mensajes de, a su juicio, particular trascendencia y de escasa eficacia, por lo menos en comparación con la que el "pasante" espera conseguir.
5. Los necesitados de confirmación. Gente insegura que solo busca aquello que encaja con sus ideas o preferencias. Es una variante de la burbuja, solo que aquí se trata de individuos, no de grupos.
Personalmente, me molesta el grupo 1. Les entiendo, pero entender no quiere decir disfrutar con ello. También creo entender a los demás, pero, en este caso, entender no es justificar. Lo acepto. No me molestan. Seguro que algo de ello soy el primero en compartir, así que...

No hay comentarios:

Publicar un comentario