domingo, 14 de mayo de 2017

"Post-verdad", otra novelería

Antes se llamaban mentiras, pero ahora parecen referirse a hechos falsos presentados como verdaderos y con consecuencias como si fueran verdaderos. Aquí van diez ejemplos, algunos trágicos.
He visto, hace poco, un reportaje intentando explicar que y por qué los estadounidenses son más proclives a darles crédito, no así los europeos. Pero no lo encuentro ahora, como tampoco el texto de Howard Zinn intentando explicar la credulidad de sus compatriotas a propósito de las "historias" inventadas (¿"post-verdad"?) para justificar la invasión de Irak. No sé qué diría ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario