jueves, 25 de mayo de 2017

Empleos locales, robots internacionales

Fueron muchos los que avisaron de que la propuesta de Trump de no deslocalizar empleos en una empresa lo que conseguiría sería destruirlos. Se trataba de que los empleos no se fuesen a México, en busca de mano de obra barata. Se pretendía, así, mantener los empleos estadounidenses. Pero lo que se consiguió fue que la empresa, efectivamente, no se llevara la planta a México, pero que, costes de producción a la vista, sustituyera los empleos por robots. Era previsible y así ha sido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario