sábado, 22 de abril de 2017

Día de la Tierra, día de la ciencia

Hoy están convocadas numerosas manifestaciones de científicos. Protestan, en los Estados Unidos, por la proliferación de ideas pseudocientíficas y acientíficas ampliamente difundidas en su sociedad (y no solo en ella). La guinda ha sido Trump, aparentemente. Y se convocan precisamente en el Día de la Tierra por la preocupación en capas de la comunidad científicas por el "negacionismo" frente al cambio climático que no se resuelve diciendo que "la mayoría de científicos dicen tal o cual cosa" sino sometiendo las proposiciones de tales profesionales a procesos de verificación o de popperiana falsación.
Me he referido en otras ocasiones al argumento (que a mí me convence) de la "esperanza matemática" (probabilidad del evento multiplicada por sus efectos) y a la lógica suicida de esta especie humana como tal especie, agravada por la lógica del beneficio a corto plazo. Se añade la irracionalidad de la fe en una dirección o en otra (credo quia absurdum). 
Entiendo que se manifiesten. Reivindican la segunda parte de la afirmación de que somos "animales racionales". Lo que no sé es en qué trabaja cada uno de ellos ni quién les va a escuchar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario