viernes, 6 de enero de 2017

Pax americana (es un decir)

Jesús de Nazaret, si hemos de hacer caso a su liturgia, nació "estando el orbe en paz". Obvio: el mundo no estaba en paz y eso de "el orbe" era algo más bien reducido en tamaño y población, pero no es esa la cuestión. La cuestión es en qué mundo estamos ahora y este es el titular:
U.S. Special Operations Forces Deploy to 138 Nations, 70% of the World’s Countries
El orbe (porque ahora dicen que sí que hay globalización) recibe el despliegue de fuerzas de operaciones especiales estadounidenses en 138 países, es decir, en el 70 por ciento de los países del mundo. No es, pues, una potencia para reírse de ellos. Tal vez ya no sean lo políticamente fuertes que fueron en sus mejores momentos de mitad del siglo pasado. Ni su cultura es ya tan claramente "la" cultura dominante en el mundo (la cultura dominante -si es que la hubiere- ya no es la cultura del país dominante). Pero dominante sí que lo es. No su cultura sino sus ejércitos, su continua innovación en el sector armamentístico (su complejo militar-industrial como lo llamaba Eisenhower y ahora se hipertrofia) y sus proyectos de hacer creer que se van a retirar a sus cuarteles de invierno, se van a hacer aislacionistas y van a dejar que los que quieran guerrear entre sí, lo hagan sin su "ayuda" ni  su "provocación". 
Solo hay que verlo: "estando el orbe en paz". La diferencia más importante no es tanto con la impresionante capacidad militar del país cuyo presupuesto militar respecto a TODOS los presupuestos militares de todos los países del mundo según este cálculo o según este otro (ya se sabe que los estados mienten, por razones diferentes, en lo que respecta a este gasto de keynesianismo invertido y pervertido):
Resultado de imagen de military spending us vs world sipri 2016
 La diferencia está en que los medios para ponerlos en práctica pueden destruir el Planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario