lunes, 12 de diciembre de 2016

La era de Trump

El artículo comienza recordando algunos nombramientos o propuestas de nombramiento:
Donald Trump has already promised to nominate a segregationist attorney general, a national security adviser who is a raging Islamophobe, a secretary of education who doesn’t believe in public schools, and a secretary of defense whose sobriquet is “Mad Dog.” How worried should we be that General James "Mad Dog" Mattis may well be the soberest among them?
Con guerras no-declaradas y poderes de guerra en manos del Presidente, situaciones internas complicadas (desde la desigualdad, la división y las condiciones generales) pueden llevar a nuevas aventuras por parte de los "halcones" del nuevo gobierno, "alt-right" como Bannon, y demás que recuerdan a los neoconservadores (no neoliberales -los echaremos de menos-) de los tiempos de Bush II. 
Su rechazo a recibir informes diarios por parte de la CIA-FBI (anda enfadado con los primeros por haber dicho alguno de sus miembros que, sí, Rusia había intervenido de alguna manera en las pasadas elecciones), que los pedirá cuando los necesita y que es suficientemente inteligente como para no necesitarlos diariamente es todo un indicador. Curioso personaje.
De momento, hay en marcha una petición (a la que no le auguro largo recorrido) para que NO sea nombrado presidente hasta que no se aclare el asunto del papel de Rusia en su victoria..

No hay comentarios:

Publicar un comentario