sábado, 24 de septiembre de 2016

Las otras puertas giratorias

Se suele criticar el hecho de que algunos políticos (no todos), cuando dejan esa actividad, acaban en empresas, consejos de administración o puestos importantes. Obvio, han tenido que ser políticos importantes que, si no, no serían útiles para las empresas que los podrían contratar. Barroso es el caso más reciente.
La dirección opuesta es igualmente interesante. Y no me refiero a los casos más vistosos como Ross Perot, Tyminski, Noboa, Berlusconi o Trump. Me refiero a ministros que llegan al cargo desde la empresa. El caso que ahora está en los medios es el de la ministra británica del interior, pero un repaso a los ministros del actual gobierno en funciones español ya da una idea de qué sucede: altos ejecutivos del sector armamentístico, después ministros de Defensa, o del financiero, después ministros de Economía, ocupan su cargo. Ministros (o comisarios europeos, no solo españoles) con negocios propios son también conocidos. Su pasado empresarial no siempre ha sido totalmente limpio (para eso han estado los papeles de Panamá y los Bahamas leaks), así que es posible que ahora, desde una posición aparentemente diferente, tengan querencias o necesiten ocultarlo. 
Los simplismos que yo también uso de "los de arriba" (de origen orwelliano), o clase dirigente (de origen marxista, en versiones catequéticas) son útiles hasta cierto punto. Cuando se trata de hacer "análisis concretos de situaciones concretas" hasta El 18 Brumario de Luis Bonaparte tiene que dejarlos y darse cuenta de que los simplismos necesarios no son todo ni el todo Un mapamundi es importante, pero no tiene sentido reducir toda la realidad a esa perspectiva. Para ir de mi casa a la estación de tren, necesito un callejero. Y para arreglar los fusibles fundidos necesito conocer cómo está la instalación eléctrica de la casa.
Nequid nimis, nada en demasía. El mapamundi de ayer sobre la UE y sus problemas financieros ayuda a entender los casi 3.000 despidos que planea el Banco Popular español, pero no explica por qué otros bancos no han hecho lo mismo. Lo de ayer no es un callejero ni un análisis de la instalación eléctrica. Es eso, un mapamundi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario