domingo, 25 de septiembre de 2016

Desplazados en el mundo

En 2015 ha habido 60 millones de personas desplazadas dentro y fuera de su país. Con un aumento inicial en los años 70 que duraría hasta mitad de los 90 y con un crecimiento casi explosivo en los últimos cinco años hasta alcanzar a un 0,8 por ciento de la población mundial. Estos y otros datos en el informe del Pew Research Center que se acaba de poner al día.
El caso de Siria sigue siendo impresionante. Este es el gráfico que copio de dicho informe:

Como se ve, el mayor problema lo suponen los desplazados dentro de Siria. Después, los refugiados en Turquía, Líbano, Jordania, Irak y el Norte de África. Y muy a lo lejos, aunque aumentando y mucho, los que buscan asilo en Europa. Para los europeos, es obvio que el problema es el de los que buscan asilo allí y, según el informe, el del poco aprecio que los ciudadanos tienen hacia lo que están haciendo sus gobiernos al respecto, pero también es obvio que el problema más grave, desde el punto de vista humanitario, está en otro lugar (Ya puestos, aconsejo la lectura del artículo de Alberto Piris sobre el oscuro embrollo sirio y el artículo de Pere Ortega sobre el papel del petróleo aquí).
El informe, con más asuntos y más gráficos, es, por definición, frío. Cuando se intenta poner cara a esos 60 millones de personas, sus sufrimientos y sus desesperaciones es cuando el asunto cambia de color. O hace cambiar el color del que lo lee. Y más cuando se añade la entrada a este otro informe:
One year after the surge of 1.3 million refugees who entered Europe in 2015 was at its peak, the number of new arrivals this summer has declined sharply compared with last year. But at the same time, the backlog of unprocessed asylum applications has reached more than 1 million and continues to grow
De nuevo Europa: han aumentado los refugiados y siguen acumulándose las demandas de asilo no respondidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario