martes, 14 de junio de 2016

Voluntad popular / soberanía nacional

Las consultas a la ciudadanía son señal de democracia. El que, después de consultarlas, los que gobiernan hagan lo que les dé la gana es señal de que estamos en este mundo. Ya pasó con el referéndum de Grecia: se votó una cosa, se ha hecho otra. Ahora podría pasar con el Brexit: es posible que gane el "leave", salir de la Unión Europea, pero también es probable que, en ese caso, NO se salga de la Unión Europea. Lo razonan aquí y no me extraña nada. Como no me extrañará nada que, en las elecciones españolas del día 26, salga lo que salga, se hará "lo que haya que hacer". Democracia lo llamaban los que entonces gritaban "que no, que no, que no nos representan". Ahora ya nos representan, superado el nefando (a decir de los beneficiados) bipartidismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario