miércoles, 22 de junio de 2016

Comprar evitando engaños

No es de extrañar. La Federal Election Commission ha encontrado que la campaña de Donald Trump ha dedicado en torno al millón de dólares a compras de bienes y servicios de empresas propiedad de Trump. Otros calculan que se trata de seis millones. Lógico: sabe que ahí no hay engaño y que todo lo que vende es de primera calidad. Y lógico también: dinero llama dinero y Trump suele vanagloriarse del dinero que tiene. Con sus más y sus menos. Los empresarios ricos metidos a políticos suelen tener esas cosas, pero hay de todo: Silvio Berlusconi, Ross Perot, Álvaro Noboa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario