lunes, 16 de mayo de 2016

Tres clases medias

En este caso, aumentan espectacularmente en estos últimos años. Caso A.
En este otro, las clases medias disminuyen, en particular en las áreas metropolitanas, aunque por dos razones diversas: unos van "para arriba" y otros van "para abajo", hacia la pobreza. Caso B
Finalmente, se sabe que la crisis expulsa a millones de personas de las clases medias, pero porque van "para abajo". Caso C. Si se prefiere, es la clase baja la que aumenta. Caso C'.
Atención, pregunta: ¿de qué países estamos hablando?
Respuestas para los que tengan pereza de pinchar en los enlaces:
Caso A, Bolivia según el PNUD y en coherencia con la CEPAL. Políticas sociales redistributivas durante la bonanza del gas y el petróleo. No es una defensa del "evismo", pero sí una constatación que no excluye defectos. Eso sí, habrá que ver los datos en cinco años cuando se constaten los efectos de la caída de precios de gas y petróleo. No hay nada eterno, y cuando no hay harina, todo es mohína, incluso con políticas bienintencionadas.
Caso B. Los Estados Unidos, de fuerte movilidad social de toda la vida, pero con el impacto de su crisis (escondida en la medida de lo posible) que genera pobreza ante la falta de políticas protectoras y cinturón de seguridad. Es la desigualdad, estúpido. Polarización se llama. Y que se puede agudizar en cinco años si la hegemonía del país y el papel del dólar cambian a su contra, todo ello sin contar los efectos que puede tener el posible triunfo (que hace poco veíamos como poco probable) de Trump.
Caso C. Las Españas. Sin tanta polarización, pero efecto de las no-políticas o, si se prefiere, del "austericidio" que pone el salvamento del problemático sector financiero por encima de los intereses de los vulnerables. Tampoco hay nada eterno, pero sí puede haber un suelo en la caída que no vendrá mal recordar qué sucedió con Yugoslavia con las deudas públicas contraídas por las repúblicas federadas (que aquí se llaman "autonomías" o "comunidades autónomas"), a saber, que se descompuso.
No todo dato es tan claro y distinto. Estos son los de Bolivia:
   Estrato alto,  disminuyó de 6.5% a 4.9%.
   Estrato medio, aumentó de 9.2% a 22.2%.
   Estrato medio vulnerable, subió de 21.6% a 33.9%.
   Estrato bajo, disminuyó de 62.8% a 39%.
Se puede calcular con facilidad de dónde vienen y a dónde van aumentos y disminuciones. Y pido disculpas a los marxistas fundamentalistas por usar en nefando nombre de "clases medias" (que no encaja con "burgueses y proletarios", pero sí con El 18 Brumario de Luis Bonaparte) y por aceptar el vocabulario de la sociología estadounidense sobre los "estratos". Personalmente, creo que ambos vocabularios son útiles. Cada uno para lo suyo, claro. No se excluyen.
(Añadido el 19: la alternativa para el futuro gobierno de las Españas -y, por tanto, para sus comunidades autónomas- es muy sencilla: o reducir el déficit o reducir el déficit que, traducido, significa o más austeridad o más austeridad. Eso dicen los verdaderos detentadores de la soberanía nacional  -la catalana también- desde Bruselas. Sobre la cuestión de la deuda en Yugoslavia aquí esp. págs. 154-155)

1 comentario:

  1. Por seguir con el caso de España. El declive de las clases medias ¿realidad o mito? (http://agendapublica.es/el-declive-de-las-clases-medias-realidad-o-mito/). En el caso, de las clases medias "El primer factor a tener en cuenta es que se ha ensanchado la diferencia de ingresos dentro de la clase media. Así, la ratio entre los ingresos de personas situadas en el punto de corte superior del séptimo decil (clase media alta) y los que se sitúan en el punto de corte superior del tercer decil (clase media baja) ha aumentado. Mientras en 2008 el primero ingresaba 1,8 veces más que el segundo, en 2014 era 1,96. Más se ha ensanchado todavía la distancia entre el punto de corte superior del tercer decil y el del decil 8 (de 2,14 a 2,36) o el del decil 9 (de 2,71 a 2,97). Dicho de otro modo, en la crisis, los segmentos superiores de la clase media han abierto distancia con los segmentos inferiores (por no hablar de la distancia que han abierto con las clases más desfavorecidas)." "Por otra parte, los grupos en los tramos elevados de ingresos tienen edades cada vez más avanzadas Mucho se ha hablado de la mejora de la situación económica de las personas de 65 y más años. A lo largo de la crisis, las tasas de riesgo de pobreza de las personas mayores han disminuido sustancialmente (mientras aumentaban las de las personas más jóvenes). Lo que no se ha apuntado es que su posición económica también ha mejorado en los tramos de ingresos más altos. Un amplio conjunto de los mayores forman parte de grupos de ingresos medios, y dentro de estos segmentos, tienden a concentrarse en tramos de ingreso elevadas. Como consecuencia de ello las clases medias han “encanecido”.Con la siguiente conclución "Las clases medias se han polarizado. Muchos jóvenes que solían incorporarse al primer tramo de ingresos de la clase media (75-125% de la mediana) han visto bloqueada su entrada en este grupo. En cambio, un número creciente de personas de edad más avanzada se han posicionado sólidamente en el tramo alto de ingresos de la clase media. La fractura que se abre en la clase media tiene un claro perfil edatario. Un perfil edatario que contribuye a explicar las grandes dinámicas que están reconfigurando el panorama sociopolítico de nuestro país." Además, tendría que tenerse en cuenta que en los distintos índices de pobreza (relativa, severa, arope, etc) las edades comprendidas en la jubilación no están "driríamos en riesgo de exclusión, además, hay que tener en cuenta que el gasto en pensiones en España es el más alto dentro de la UE (http://www.casadellibro.com/libro-estado-del-bienestar-y-sistemas-fiscales-en-europa/9788481883497/2795713)(curiosamente tb es la base electoral de los que han sido los dos grandes partidos). Y además, no hay datos de las personas jovenes que han podido paliar sus efectos gracias al papel de las familias. Sin embrago, ésto puede que cambie, ya que según FUNCAS " las pensiones serán un 35% más bajas tras los cambios introducidos en 2011 y 2013" (http://www.expansion.com/economia/2016/02/07/56b71a9ce2704ef80a8b4573.html), con lo que pueda agravarse la polarización dentro de la clase media. Por otra parte, parece ser que las clases bajas son las que si han sufrido con mayor impacto la crisis "El problema real de la agudización de la desigualdad radica en la situación del 20% con menores ingresos y su fuerte empeoramiento durante la crisis" (http://www.eldiario.es/zonacritica/desigualdad-renta-Crisis_6_510308998.html), Por lo que podriamos decir que la capaciad de resistencia ante la crisis tiene factores de clase e intergeneracionales.

    ResponderEliminar