sábado, 7 de mayo de 2016

¿Musulmanes contra judíos?

La campaña recién terminada en el Reino Unido ha tenido un titular: Khan, por primera vez un alcalde musulmán en una ciudad importante europea. Y una campaña, para el caso de la ciudad de Londres, digna de mención. Como seguro que los islamófobos han visto el hecho como una primera parte (inglesa) de la novela (francesa) Sumisión.
Cosas curiosas: en el caso de haber perdido, el titular nunca habría sido: Goldsmith, un alcalde judío para la ciudad de Londres. No me sé la historia, pero estoy convencido de que ya ha habido alcaldes judíos en algunas ciudades europeas importantes. 
Y otras posibles dicotomías tal vez más pertinentes: los de arriba (que han perdido) y los de abajo (que han ganado). Es un poco exagerada. Conservadores (que han perdido) y laboristas (que han ganado). Vale para Londres, pero no para Escocia. Si me apuran, el poder del dinero frente al poder del aparato de partido. En todo caso, no es una cuestión de religiones.
Y una observación interesante: la victoria de Khan se anunciaba como un duro golpe al yihadismo que amenaza a Londres. No es mala idea. A lo que parece, uno de los objetivos del Estado Islámico es hacer creer que, en Europa, hay una lucha entre (todos los) musulmanes y (todos los) cristianos, que los cristianos abusan de su poder y que los musulmanes tienen que levantarse contra esa opresión. Cierto que una golondrina no hace verano, pero ayuda. Como ayuda a lo contrario el plantear el asunto como una cuestión únicamente de religión (o religiones). Las religiones cuentan, pero no tanto.
¿Y de la abstención? ¿Qué me dicen de la abstención? ¿Y sobre las respectivas propuestas concretas?
(Añadido el día 10: Lo siguiente hace pensar que no estamos hablando de religiones sino de "arriba" y "abajo", a saber, que Donald Trump ya ha dicho que Khan será considerado una excpeción en su propuesta política de rechazar a los musulmanes que quieran ingresar en los Estados Unidos)
(Añadido el día 13 de mayo: Más aquí sobre el uso del anti-semitismo en la campaña a la alcaldía de Londres. Interesante la referencia a los que son anti-semitas respecto a los judíos londinenses y miran hacia otro lado cuando se trata de actuaciones "discutibles" por parte del gobierno de Israe. Es obvio que lo que está sobre la mesa no es anti-judaísmo sino política y sociedad en otras combinaciones algo ajenas al racismo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario