viernes, 8 de abril de 2016

Estado Islámico y Al Qaeda

Afganistán fue a Al Qaeda lo que Siria ha sido para el Estado Islámico (EI). Por ahí empieza este artículo del Foreign Affairs comparando ambas organizaciones, originariamente ligadas, pero cada vez más diferentes para lo que interesa al artículo en cuestión: las técnicas de reclutamiento en Europa. Algunas son obvias: la tecnología y los sistemas de encriptación han mejorado y la política de propaganda también. Otras son comprensibles, pero con sus diferencias: Al Qaeda se contentaba con "pieles limpias", es decir, con personas que tuviesen un pasaporte que les permitiese moverse de un lado para otro. EI no se queda ahí. Al Qaeda tenía una visión más de microorganización, el EI es más de Commander's Intent, que ha aprendido de los Estados Unidos. Al Qaeda producía más "lobos solitarios". El EI procura reclutar en grupo: amigos, hermanos, conocidos cercanos que se retroalimenten y se apoyen mutuamente en sus creencias y sus planes, con bastante más autonomía que los de Al Qaeda. El final del artículo es ominoso y lo copio y pego y cada cual que saque sus conclusiones:
Should ISIS’ aggression reach new levels in the West, it may start to sour what little public support it has. This doesn’t mean that the West can be complacent, though. Ultimately, it will have to look to see what other terrorist groups, whether international or domestic, try to replicate—and build on—in ISIS’ success. Europe’s vulnerabilities have been exposed. If ISIS doesn’t exploit them, some other terrorist group or criminal enterprise will.
Las vulnerabilidades de Europa podrán o no podrán seguir siendo utilizadas por el EI. Pero si no lo hacen, otros grupos terroristas lo harán. Si es así, el primer problema para esa Europa es ella misma. Sus vulnerabilidades. Después va el EI. No al revés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario