martes, 26 de abril de 2016

Cambio climático y Banco Mundial

Ya se sabe que toda institución internacional, mientras no se demuestre lo contrario, es parcial. Se debe a sus accionistas, donantes y contribuyentes. El Banco Mundial no tendría que ser una excepción. Por eso tendría que extrañar que dedique una buena serie de datos al tema del cambio climático. Culaquier cosa menos negacionistas, aunque dudo que se deba a que están vendidos a Greenpeace, como sugieren algunos cuando se encuentran algún defensor de la probabilidad de tal catástrofe. También se podrá decir que estos hablan de este tema porque tienen segundas intenciones, sea para ocultar algunos pecadillos propios en cuanto a proyectos financiados, sea para proponer nuevos sectores en los que hacer caja. Pero no me voy a detener en esos vericuetos. Sencillamente, voy a presentar uno de los mapas que aparecen en entre sus datos (mejor ir al original, porque permite cambiar el año de recogida y también permite pinchar sobre cada punto y tener la información completa de la que dispone el Banco en ese caso).
Se trata, como se ve, de las emisiones de CO2 que resulta bastante elocuente y a la fecha más reciente de la que tiene conocimiento el Banco. Si va al original podrá ver, si pincha en el lugar apropiado, casos como el de Trinidad y Tobago o el de Qatar, que están entre los que más destacan a este respecto.
No sé qué le habrá hecho pensar este mapa, pero ahora compárelo con este otro, tomado de la misma fuente. La calidad de la imagen no es muy buena en la copia, pero no es que el original sea perfecto. Lo que sí tengo claro es que la impresión que va a sacar sobre las emisiones de CO2 va a ser otra. Véase, si no:
¿Trinidad y Tobago? ¿Países periféricos o productores de petróleo? De eso nada: La China, los Estados Unidos, Rusia, la India y no busques mucho más.
Porque (sí, ya sé que lo ha visto) una cosa son las emisiones per capita, cosa que, a lo más, puede servir para hacerse una idea de qué políticas se están poniendo en práctica, si es que algo, y otra cosa es el total de tales emisiones, que es, a fin de cuentas, lo que importa para el cambio climático. Cierto: son países muy poblados (aunque también lo es el Brasil y, si me apuran, el conjunto de la Unión Europea o Indonesia). Pero a lo que voy es que si se quiere dar una impresión u otra, habrá que recurrir a uno o a otro mapa, cosa que vengo diciendo estos días.  El Banco da las dos y no lo digo para hablar bien del mismo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario