lunes, 28 de marzo de 2016

Lo de Yemen es peor

Podemos seguir haciendo el recuento de los muertos en Bruselas (28 por el momento) y mostrando nuestra pasajera indignación. Obsérvese, y es mucho más sangrante, nunca mejor dicho, la escasa cobertura de los atentados terroristas en Yemen y de la guerra después de la invasión saudí bendecida por los Estados Unidos. Sobre el tema de esa guerra, los pre-candidatos a la presidencia de los Estados Unidos guardan un pudoroso silencio siendo, como es, un asunto tan grave.
Comprensible el dolor por lo de Bruselas y París. La indignación, sin embargo, contiene una cierta dosis de manipulación: se trata de un ataque de los "otros", malos por definición. No son relevantes, para los medios y para la opinión pública, los 120 muertos, de los cuales 20 niños, y 80 heridos en Mastaba, Yemen, pocos días antes. Estos muertos fueron de "ellos" y los perpetramos "nosotros". Nada de "el lado humano", periodistas desplazados, cobertura exhaustiva y de declaraciones más o menos rimbombantes por parte de los políticos de turno.
Ya puestos, obsérvese la escasez de noticias sobre la guerra que el gobierno de Turquía está llevando a cabo contra los kurdos. Sobre la respuesta "guerrillera" de estos, es decir, terrorista, sí que se sabe. De lo otro, no. Al fin y al cabo es "nuestro" socio, miembro de la renqueante OTAN, candidato a la Unión Europea e intermediario comercial en el asunto de los demandantes de asilo. Tan socio como Arabia Saudi, pero necesitando el petróleo del Estado Islámico.
Bajo el supuesto de que se trata de una guerra entre "nosotros" y "ellos", aquí se recogen algunas cifras sobre las respectivas muertes. Por el momento, "nosotros" hemos matado a más "ellos". La razón es que "nosotros" tenemos ejércitos "allí" y "ellos" solo tienen células "aquí". Seguro que "nosotros" también tenemos células "allí" y que "ellos" tienen ejército "allí". A ciascuno il suo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario